Sarna Ovina

La sarna ovina, conocida como sarna del vellón, es una ectoparasitosis causada por el ácaro Psoroptes ovis. Puede transmitirse directamente entre animales enfermos, o por materiales inertes (fómites) como los instrumentos de esquila.

Su ciclo parasitario dura 14 días; tiene la característica de ser muy pruriginosa y producir una dermatitis costrosa que afecta severamente la calidad de la lana y el cuero, pudiendo llegar a provocar la muerte del animal.

La enfermedad normalmente se establece rápidamente y el ácaro cubre todo el animal en el transcurso de 4 a 5 semanas, aunque también se han observado poblaciones que producen una enfermedad crónica, de curso lento, en la que lleva hasta 8 a 10 meses en cubrir todo el animal.

Los síntomas que se pueden observar son animales que se separan de la majada, se muerden y se rascan contra alambrados u otros objetos. Al principio aparecen vesículas y pústulas, que evolucionan a costras amarillentas. El intenso prurito provoca que el animal se rasque y pierda mechones de lana.

El diagnóstico consiste en la visualización del parásito, que a veces no es fácil; se necesita experienci