Instalación de cultivos, praderas y verdeos

DAP: Fosfato di- amónico: 18-46/46-0

Dada la combinación de dos nutrientes de tanta importancia y la amplia variedad de suelos y cultivos en los que se utiliza, el uso de este fertilizante está muy extendido en nuestro país.

El contenido de fósforo está inmediatamente disponible para las plantas. El contenido de nitrógeno, en forma de amonio, es una fuente que tiene pérdidas menores a las de urea. La liberación de amoníaco es menor por lo que no hay quemado de plántulas, lo cual permite su uso en la línea de siembra con seguridad. Dependiendo del cultivo puede ser absorbido como tal o con mínimas transformaciones. Por su contenido de nitrógeno, es un fertilizante que se adapta a la siembra de cultivos y pasturas en suelos con necesidades altas de fósforo y medias de nitrógeno.

MAP: Fosfato mono-amónico: 12-52/52 -0

Es de los fertilizantes granulados con la mayor concentración de fósforo. La totalidad de este nutriente está inmediatamente disponible. Por su contenido de nitrógeno, es el fertilizante por excelencia en la siembra de leguminosas (por ejemplo soja) dado que el contenido de este nutriente en baja proporción le da al cultivo un efecto “starter” en el crecimiento inicial además de la disponibilidad de altas cantidades de fósforo.

Es segura su utilización en la línea de siembra. El elevado contenido de fósforo muchas veces hace que este fertilizante tenga su ventaja cuando hay que incurrir en altos gastos de flete donde la unidad de fósforo se vuelve más competitiva.

 NP mezcla física C/urea granulada: 20-40/40-0

NPK + 5 Azufre mezcla física: 2-20/20-20+5S

Superconcentrado Nitrogenado: 7-40/40-0+5S+8Ca

Este fertilizante contiene una alta concentración de fósforo y además contiene nitrógeno y azufre. Permite su uso en una amplia gama de suelos donde presenta una disponibilidad inmediata del fósforo para las plantas.

Por su contenido de nitrógeno, es el fertilizante por excelencia en la siembra de leguminosas (por ejemplo soja) dado que el contenido de este nutriente en baja proporción le da al cultivo un efecto “starter” en el crecimiento inicial y permite una mayor disponibilidad y absorción de fósforo en esta etapa.

La buena respuesta de este fertilizante se debe muchas veces a la asociación de estos tres nutrientes.